miércoles, 14 de diciembre de 2016

soledad.



 " Levantó alrededor de su casa
Una barricada de alambres de púas, para frenar
El motín de aquella estación sediciosa
Y desalentar a cualquier rebelde que intentara penetrarla
Con imprecaciones, puñetazos, amenazas
O incluso pruebas de amor".
     
                        (S. Plath)

martes, 13 de diciembre de 2016

Garciaz. La rebolla

 
 
PR-CC 228 Entre sierras, robles y castaños
 
 

 
GARCIAZ
 Otoño en la Rebolla

sábado, 26 de noviembre de 2016

La Peña Butrera

 
 
 

Mientras el cuerpo fatigado descansaba en el collado, los dedos del pensamiento se aferraban a cualquier saliente en la fisura de la roca de cuarcita de la Peña Butrera. Vano intento de posarse en la cumbre cual silueta antigua de nuestra cigueña negra.


 
 
 
 

jueves, 4 de agosto de 2016

garbanzos aldeanos


          Buen año de patatas en Aldeacentenera. Han sido miles los kilos cosechados este año de primavera suave y húmeda. Las despensas de las familias que decidieron cultivar su pequeña parcela están colmadas.

         Pero ¿Y los garbanzos? ¿Los famosos garbanzos aldeanos? Seguro que se han recogido cientos de kilos para los pucheros del año. Aún así ya no es como antes. No se ven plantaciones de garbanzos, ni gavillas a la era. Es triste ver tanta cerca improductiva y en abandono por los alrededores del pueblo. Claro que los habitantes dedicados a estas faenas agrícolas tampoco son tan numerosos. No hay gente. Si nos descuidamos un poco vamos a perder hasta la simiente.



      Esta foto es  de mi pequeña cosecha de este año. Se trata del famoso garbanzo pedrosillano y la simiente me la dio mi madre que en paz descanse de unos kilos que adquirió, ya hace años de eso, a tío Pedro Canchogordo. Ojalá que los jóvenes aldeanos recuperen la costumbre de trabajar sus parcelas y faenar en ellas. Las nuevas herramientas agrícolas facilitan mucho la labor.  





Ah, por cierto, los garbanzos pedrosillanos se compran online y el precio del kilo puede variar desde los 3 hasta los 5 euros el kilo. Merece la pena sembrarlos para consumirlos pero si hay excedente ya sabéis qué hacer con ellos. Seguro que nuestros emigrantes "veraneantes" preguntan por ellos. Como por las charangas aldeanas; pero eso ya es otro cantar.














miércoles, 27 de julio de 2016

lunes, 18 de julio de 2016

La calor


Extremadura.
Sopla el aire solano que abrasa el canto de las chicharras.
Sol de lumbre que enciende el pasto y afila el cardo.
Hora de siesta. ¡No salgáis, hijos, que caen bichos!
¡Qué suerte tiene el cuarto a la sombra del árbol gitano,
 árbol sin primavera que parecía nacido para ser cortado!
Extrema y dura.

martes, 28 de junio de 2016

flor de ajo





Soy una gran cabeza de ajo.

No me ves. 

Y me propongo ir desmenuzándome

ir arrancándome diente tras diente

para dejar que la flor brote

hacia el universo, fuerte y hermosa.

Fátima Cué, performer.




Desde mi boca
estalla en fuegos de luz
la flor del ajo



domingo, 12 de junio de 2016

Cuaderno de vacaciones


 Luis Alberto de Cuenca, Cuaderno de vacaciones

LO  SAGRADO

El maquillaje es sospechoso siempre.
Tú, recién levantada de la cama,
sin nada que no sea tu glorioso
 cuerpo gastado por las decepciones
y por los desengaños, pero erguido
como un árbol al viento de la vida
que se lo lleva todo por delante:
 esa es mi religión. esa es la única
visión de lo sagrado que conozco.



Once de la mañana. Edward Hopper


CANCIÓN DE OPÓSITOS

¿Norte o sur? ¿Aventura o biblioteca?
¿Rencor o amor? ¿Coraje o cobardía?
 ¿Dios o Diablo? Piénsalo y decídete
cuanto antes. La vida va trazando
signos confusos dentro de tu cuerpo,
 y se han fundido viejas conexiones
 que se consideraban infalibles.
Piénsalo bien. El mundo da sus vueltas
cada vez más deprisa. No hay quien siga
su ritmo. No hay quien pueda sustraerle
un solo instante para decir alto
y claro, sin la más mínima duda,
 mirándote al espejo, estas palabras:
 “Norte y sur, aventura y biblioteca,
rencor y amor, coraje y cobardía,
Dios y Diablo, todo al mismo tiempo.”


Habitaciones junto al mar. Edward Hopper


AMOR INDESTRUCTIBLE

 No es tan débil tu amor como parece.
Se resquebraja a veces, se cuartea,
 pero nunca se rompe. Es un amor
 virtual, una apariencia, un espejismo,
 un embeleco, una ilusión, el sueño
 de una sombra, un delirio, una quimera.
 Pero resiste la presión del odio,
 y perdona, y olvida, como olvida
 y perdona a la noche la mañana.


Night shadows. Edward Hopper

Y de regalo:
Su nombre era el de todas las mujeres
letra: Luis Alberto de Cuenca.
Música: Loquillo





miércoles, 20 de abril de 2016

Soñar despierto.


¡Vamos, rápido, despierta!

Vagabundo en un pueblo de extrañas casas engalanadas con plumas de flamencos, dejé de soñar; dejé de salvar náufragos que, exhaustos de tanta inútil brazada,  morían ahogados  en las albercas; dejé sin palabras al padre de la niña poeta; desarmado y herido de muerte quedó Alatriste en oscura calleja. No deberías morir acosado por la vida. Jauría de perros hambrientos de rabia.

Vamos, rápido, despierta!
Pido disculpas. Todo iba bien hasta que llegó el verso de pie quebrado y no supe reaccionar a tiempo. Sueño vertido en agobiante poema que me sigue, me persigue.

Pero yo voy rápido y despierto a la blanca luz protectora de los pétalos de orquídeas en el zaguán. Eso te pasa por dormirte escuchando en la radio la voz del ingeniero de versos.
De un estante cayó un libro. Parte de Guerra. A codazos se abrió paso entre Zalacaín y Cara de Plata hasta caer sobre el frío suelo de la dura realidad. !Eso tiene que doler mucho! Lo levantas, lo acaricias, lo abres y lo hueles. Está firmado. Gabriel Celaya. Y tiene una dedicatoria: con afectuoso cariño a ti que construyes malditos poemas conversos de pie quebrado....
¡Vamos, rápido, despierta! 



sábado, 19 de marzo de 2016

El mochuelo.

Mochuelo común.
     Camino a su encuentro en este atardecer de marzo. Sé que espera a que el sol vencido y agotado se oculte. No lo necesita. Y allí está posado en la alambrada, a falta de paredes de piedra o majanos que le camuflen y confundan en la desnuda extensión horizontal  de estos pastizales.
     Inconfundible silueta de la Nocturna Atenea  la de rechonchas formas con su maullido penetrante y quejumbroso. Se  ha quedado atrás en la cuneta y mientras retrocedo sigiloso me da tiempo a preparar la cámara y poner música en el coche. ¿Qué tengo por aquí? Suena El Barrio, ángel malherido. Te gusta la música. Recuerdo otro atardecer hace mucho tiempo ya  y otro mochuelo; en las erillas de Deleitosa. Frente a la puerta de la tienda de campaña. Yo tumbado dentro y tocando la flauta y el mochuelo a dos pasos de mí encantado con aquellas extrañas melodías. 
     Funciona una vez más y me dejas hacer mientras giras tu redonda cabecita que parece enroscada a un lado y a otro. Sonido envolvente. Hasta que se calla El Barrio y comienza el reggaetón de Calle 13. Esto ya no te gusta tanto y dejas de posar emprendiendo el vuelo rápido y ondulado. Gracias por este rato tan bueno, por permitir que se  pare el tiempo contemplando fijamente tu enigmática mirada. Candiles de luz en el ocaso. Gracias a tí, la que todo lo sabe. Athene noctua.
Nos volveremos a ver, te reclamo.


viernes, 26 de febrero de 2016

Cierro la noche



Cierro la noche.
A esas horas altas en que el mundo se para.

Cierro la noche, cierro.
Cierro la noche, que desde el sueño todo es sencillo.

Bajo ventanas entreabiertas......

Y yo me siento ante la mesa vieja
frente al paisaje
a contemplar y fluir con la tarde.

MANOLO GARCÍA
SALDREMOS A LA LLUVIA



sábado, 9 de enero de 2016

huesos rotos

Era la mágica noche de Reyes. Mientras los niños felices se aseguraban de que sus zapatillas aguardaran boquiabiertas y ansiosas su regalos bajo el árbol de  luz, yo encerraba todo mi dolor en una jaula de huesos rotos que coloqué junto al escaño a la puerta de la casa. Era la noche de Reyes y no pedía ningún presente. Tan solo quería que se llevaran lejos de mí aquella jaula de huesos rotos que tanto dolor encerraba dentro.
Por fin el sueño reparador acarició mi frente.


Y entonces apareció ella, la enviada, hermosa criatura envuelta  en bordados de vivos colores y con aquel mono sobre sus hombros morenos que  decoraba con flores su cabellera , infinita liana convertida en selva que arrancaba de sus cejas para trepar al blanco lienzo del techo.
Y me habló. Y me dijo que no podía llevarse mi dolor, a dónde, para quién,…?
._Es tuyo. Aprende de él ahora que está contigo, te hace fuerte, te reta, te hace débil, te enseña, te humilla y te muestra el rostro de aquellos que en verdad te aman. Árbol de la esperanza, mantente firme.  Me llamo Magdalena Carmen y sé de lo que hablo.


Noté que un puñal de hielo se clavaba entre mis costillas. Desperté. El Día de Reyes amaneció sin niños en los parques. Colgué mi jaula de huesos rotos al solaire en el balcón. Dentro de ella el pájaro azul de mi dolor entonaba una triste y hermosa canción de amor.

Páginas