sábado, 7 de diciembre de 2013

Nelson Mandela



Mandela tuvo este poema escrito en una hoja de papel durante su prisión, ayudándole a sobrellevar su encarcelamiento.
Fuera de la noche que me cubre,
Negra como el abismo de polo a polo,
Agradezco a cualquier dios que pudiera existir
Por mi alma inconquistable.
En las feroces garras de las circunstancias
Ni me he lamentado ni he dado gritos.
Bajo los golpes del azar
Mi cabeza sangra, pero no se inclina.
Más allá de este lugar de ira y lágrimas
Es inminente el Horror de la sombra,
Y sin embargo la amenaza de los años
Me encuentra y me encontrará sin miedo.
No importa cuán estrecha sea la puerta,
Cuán cargada de castigos la sentencia.
Soy el amo de mi destino:
Soy el capitán de mi alma.

     Invictus  de William Ernest Henley  

Out of the night that covers me,/ Black as the pit from pole to pole,/ I thank whatever gods may be/ For my unconquerable soul./ In the fell clutch of circumstance/ I have not winced nor cried aloud./ Under the bludgeonings of chance/ My head is bloody, but unbowed./ Beyond this place of wrath and tears/ Looms but the Horror of the shade,/ And yet the menace of the years/ Finds and shall find me unafraid./ It matters not how strait the gate,/ How charged with punishments the scroll,/ I am the master of my fate:/ I am the captain of my soul.//




sábado, 14 de septiembre de 2013

XV Ruta de los 5 Valles.



                                                                                
      Ya está próxima la cita que, un año más y con esta edición suman quince, tenemos los aldeanos, torrecillanos, trujillanos, cacereños, talaveranos y demás gente de diferentes tribus y clanes.


      Es una cita con nosotros mismos y con nuestro paisaje. Se trata de atravesar Las Villuercas desde Aldeacentenera hasta la Puebla de Guadalupe. Cuarenta kilómetros sin que nuestros pies pisen el aburrido y cotidiano asfalto. Un maratón de montaña con esfuerzo pero recorrido sin prisas, con risas, compañerismo y apoyo. Esperamos al último, al que se le hace muy cuesta arriba. Paramos y contemplamos. Comemos, bebemos y hasta nos echamos una siestecilla a la sombra de las encinas en el collado. Convivimos, que falta nos hace.

    Pero sobre todo disfrutamos. Los que llevamos tiempo haciendo el camino lo sabemos muy bien. Por eso el que puede repite año tras año. Nos hemos encariñado con el paisaje. La conexión entre el entorno físico y el que lo recorre sólo o en compañía se vuelve emocional. Los expertos lo llaman topofilia.
 Nosotros lo llamamos RUTA DE LOS 5 VALLES.





     No aparece en los papeles. Ni los organismos oficiales ni los políticos municipales, perpetuos o de turno, la conocen o han hecho nada por su difusión. Una excepción: La oficina de Turismo de Guadalupe. Gracias por la atención y el trato que nos habéis dispensado en más de una ocasión.


     Aunque la ruta no está señalizada en el tramo de Aldeacentenera a Navezuelas, no nos importa mucho, la verdad sea dicha. Nosotros la conocemos y la enseñamos. La recorreríamos con ayuda de la luna llena pero preferimos la luz del día para así poder contemplar mejor la belleza que esconden sus valles y las crestas de sus sierras.


     Atravesar el río Garciaz por el camino de las Minas de San Roque, almorzar en el poblado minero abandonado, cruzar el río Berzocana junto al poblamiento vetón de la Dehesilla, contemplar el Castillo de Cabañas y su Peña Butrera, divisar desde los Zahurdones la mancha de bosque mediterráneo adehesado más hermosa del Geoparque de Las Villuercas, romería de pan y queso, chorizo y jamón , sandía y siesta, descubrir el Valle de Santa Lucía y la sierra de la Ortijuela, llegar al Corchito parada y sombra, saber que aún te quedan anticlinales y sinclinales, bajar el Almonte entre sombras de castaños y el Viejas profundo y fresco como el Pozo de la Nieve, oler a resina mientras tu vista se posa por primera vez sobre la Puebla y la mole del Monasterio, asearse en el pilón y bautizar a los novatos que por primera vez hacen el camino, charlar un rato a solas con la Virgen Morenita:
- “Gracias por….”
-“Acepta como ofrenda el cansancio y el esfuerzo del camino”
- “Cuida de……”
- “ Mi abuela me pide que te encienda esta vela…”
…Y tanto como se puede decir uno a sí mismo.
 


     Son más de quince años consecutivos haciendo el camino y acudiendo a la cita el primer fin de semana de octubre. En cada nueva edición siempre hay una cara nueva que sabes de antemano quedará asombrada por la experiencia y prometerá volver al año que viene. Nosotros no marcamos el camino. Dejamos que sea él el que nos marque a nosotros. Sin embargo no deja de ser una actividad que necesita de una mínima planificación porque la tribu peregrina es cada vez más numerosa y sabemos que el compromiso de unos cuantos repercutirá facilitando la tarea al resto y haciendo más agradables y llevaderas las jornadas.


Programación de la XV Ruta de los 5 Valles.
5 y 6 de octubre 2013.
40 Kilómetros. Maratón de montaña. Dos jornadas.

5 de Octubre 2013. Primera Jornada.

      El sábado 5 de octubre salimos de Aldeacentenera (Cáceres). Desayuno con churros en el Bar Molina a las 8:00. A las 8:30 nos ponemos en marcha. La primera jornada hacemos 24 Kmts hasta Navezuelas cruzando el río Garciaz, el rlo Berzocana, la Garganta de Santa Lucía y el río Almonte.
      Paramos a comer a eso del mediodía en Cabañas del Castillo (collado de los Zahurdones). La comida se convierte en una verdadera romería por ser muchos los paisanos que se acercan a comer con nosotros aunque no hagan el camino. Hacia las 18:00 llegamos a Navezuelas cuya oferta hotelera permite el alojamiento de las primeras 27 personas inscritas en la marcha. (Hostal JB. Cena, cama y desayuno por unos 30 euros. También hay una casa rural). El resto regresa a Aldeacentenera en coches particulares y se incorpora a la ruta a la mañana siguiente.


6 de octubre 2013. Segunda jornada.

    El domingo 6 de Octubre salimos desde Navezuelas a las 8:30. Se suman nuevos senderistas (especialmente niños y mayores que realizan solo esta segunda etapa de la ruta que es la denominada ruta de Alfonso Onceno (16 Kmts)
    Cruzamos el río Viejas y llegamos al Monasterio de Guadalupe. Comemos en la Puebla y algunos contratamos un autobús que por la tarde nos lleva de vuelta a Aldeacentenera.

    Estos últimos años hacemos el camino de 30 a 50 personas. Algunos son senderistas amantes de estos parajes tan hermosos y otros peregrinos que cumplen sus promesas. Contamos con vehículos de apoyo en todo el trayecto. La ruta desde Aldeacentenera hasta Navezuelas no está señalizada por lo que nos brindamos a grupos organizados que deseen realizarla en otras épocas del año.

Aquí os dejamos un correo electrónico de contacto por si deseáis más información.


Gracias por vuestro interés y difusión.
SALUD !!!                                                                    

domingo, 1 de septiembre de 2013

Miel de Las Villuercas





Este es el tiempo de las encinas melosas.

Cruje el pasto seco bajo las botas del que camina con la mirada atenta.

Engorda la bellota regalando gotas de ámbar que bien conocen las laboriosas abejas.

En este cerro me haré un castillo que defienda con almenas de colmenas.

Y allá al fondo, Las Villuercas. Muralla de cielo y piedra.



sábado, 17 de agosto de 2013

La leyenda de las hormigas

      Hace ya tiempo que pude leer un estudio publicado en la Revista de Folklore escrito por Jose María Domínguez Moreno y titulado: Despoblados extremeños: Mitos y Leyendas.
      En dicho artículo aparece el despoblamiento del Egido de Centenera. Me pareció interesante poderlo compartir y difundir por lo que me atrevo a transcribir el apartado que hace referencia a las causas que provocaron el traslado de la población desde El Egido al asentamiento actual de nuestra localidad: Aldeacentenera.

La leyenda de las hormigas

      [...] Casi en el vértice en el que confluyen los limites de las comarcas de la Penillanura Trujillana, los Ibores y  Las Villuercas, y rayano al citado concejo de Cabañas del Castillo, se localiza Adeacentenera. En su término se ubica el despoblado que se conoce como Egido de Centenera, una localidad que tuvo su mayor auge durante los siglos XV y XVI.          
        En este tiempo se constata una fuerte emigración hacia tierras americanas. En la gesta americana alcanzaron cierto renombre tres vecinos de la localidad: Pero Alonso, Martín Barco de Centenera y Alonso Álvarez de Pineda.
        El éxodo al Nuevo Mundo se agudizará al entrar en crisis su forma de vida derivada de la trashumancia. La construcción del puente de Albalat sobre el río Tajo acorta el camino para las grandes ganaderías ovinas, con lo que se eliminaba el paso por el Egido de Centenera.
       A principios del siglo XVII los pocos vecinos que quedaban buscan un nuevo acomodo dentro de las tierras del Marqués de Risell, dueño de extensos predios en la comarca, para el que trabajan como colonos, dando vida a un minúsculo núcleo de viviendas entonces ya llamado Aldeanueva y que, tras la llegada de los nuevos vecinos, sería nombrada Aldeanueva de Centenera. Se trata de la actual Aldeacentenera.
      Como recuerdo de su pasado aún permanecen visibles en el Egido de Centenera un pozo, los restos de un tejar, las huellas de algunos edificios y una ínfima parte de los muros de la iglesia. Del Egido pudo venir a Aldeacentenera la talla de la Virgen románica que se custodia en la iglesia.

Antigua iglesia del Egido de Centenera

      Estos hechos, como ocurrió en los casos precedentes, han sido borrados del recuerdo de los habitantes de Aldeacentenera, que, por el contrario, mantienen viva la leyenda que alude a la despoblación del Egido. La misma responde a los arquetipos ya enunciados: los vecinos huyen de una plaga de hormigas que destruían las viviendas, atacaban a las personas y provocaban la muerte de los más pequeños.
      La presencia de las hormigas es la causa más común de cuantas tienen que ver en el resurgir de los despoblados en Extremadura.
     Sin embargo esa afirmación de ninguna de las maneras la compartían los ilustrados de la época, como se refleja en el texto que el Interrogatorio de la Real Audiencia de Extremadura recoge bajo el epígrafe de “Reparos y advertencias a la respuesta de la villa de Belvis”, donde se exponen las que se consideran causas del despoblamiento de Campillo y de otras localidades extremeñas:

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
“Las verdaderas ormigas que han aniquilado esta y otras poblaciones en la provincia son los
adehesamientos, los ganados trasumantes apoderados de ellos, la peste del siglo catorce, la decadencia de la agricultura y otros vicios dela constitución; cada dehesa repartida entre pequeños propietarios pudiera contener una población de hombres y sólo contiene una población de obejas, en ella pudiera haver  hombres, ganados y labranza, y apenas ay mas que ganado y éste inútil a la provincia”
 -.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.--.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.--.-.-.-.-.-.-.-           
Aquí os dejo el enlace del artículo completo por si queréis leerlo.
                      
     Placas solares dedicadas a la producción y distribución de energía eléctrica.            
                  CNAE 3519 - 4010                  



De camino al castro vetón de la Coraja quise mostrar a mi buen amigo y estremeñu por los cuatru costaus Ismael Carmona García lo que quedaba de los restos del antiguo emplazamiento de mi pueblo. También pudo conocer in situ el tipo de actividades a las que el gobierno municipal dedica El Egido de Centenera en los tiempos que corren.

No se me olvidó mencionar la posibilidad de explotar otros recursos medioambientales que "nuestro" Egido ofrece como es el turismo ornitológico al formar parte de la Zona de Especial Protección de Aves de la penillanura trujillano-cacereña.

Pero ese es otro cantar. Me limité a aconsejarle:
-"Cuidado por donde pisas, Ismael. Aquí hay un nido de alcaraván".                     
    

Huevos de Alcaraván Común (Burhinus oedicnemus)

 ¿Sabéis el cuento de la picaciña, la zorra y el alcaraván? ¿No lo sabéis?
Pues.... Érase una vez.......







viernes, 9 de agosto de 2013

barrunta lluvia



saca el paraguas
huele a tierra mojada
áspera higuera 


noches de verano




                                                       


    Aquel foco de luz blanca, velada por la verde transparencia de las hojas de la parra, iluminaba el espacio en calma del patio en las tranquilas noches de verano y estrellas.
     Tumbados sus cuerpos en las hamacas, los abuelos reposaban las fatigas del día con el abanico de brisa fresca que de vez en cuando se hacía notar meciendo las hojas del naranjo.
       Más tarde, con paso lento, se retiraban dándonos un beso de despedida.
-Buenas noches, hijos.
-Buenas noches, padre. Hasta mañana, madre.


martes, 21 de mayo de 2013

hola y adios




Sus entradas a aquella casa siempre habían sido tan precipitadas como lo eran sus salidas.
Tanto es así que nunca antes reparó en las flores marchitas de aquel jarrón ni tampoco en el cuadro del hombre de barba roja y sombrero de paja que con mirada atenta le acogía o despedía cada vez que ella se había atrevido a cruzar el umbral.

jueves, 10 de enero de 2013

rueda de molino


Rueda que rueda
la rueda rueda.

Quieta la rueda verde
del molino de Higuera.

¿A qué animalillo
le sirves de madriguera?

Rueda que rueda
la verde rueda.

 

sábado, 5 de enero de 2013

raíz de mar

                    Agitar la blanca espuma que la cólera provoca.
                         Ahogar el dolor de todos los naufragios.
                   Atravesar el convulso perfil de las crestas azules.

                                       Es un sueño la vida.

              Bañar la piel cálida de aquella playa que apartada espera.
                                         Siempre espera.
             Huir del canto de sirenas mediocres y mecerme en su arena.

                                      Es un sueño la vida.

                     Regresar del seno insaciable a la sima profunda.
                    Con la calma de los días agotados y en silencio...
                            Hacerte silencio. Frío y oscuro silencio.
                                  Ser quietud eterna de cenizas.

                                       Es un sueño la vida.

                                   Crecer de nuevo hacia la luz
                                      Hacia la cálida piel
                                 Hacia la blanca espuma airada.

                                  Como raíz de mar a la deriva.




Páginas